header-03

Luminotecnia N 81

Publicación Luminotecnia N81 

Que todos los hombres del planeta puedan gozar del bienestar necesario para tener una vida digna, es una aspiración sublime, pero imposible de satisfacer. Con los actuales índices de consumo energético, la energía que hay no alcanza para todos. Si todos los habitantes de este planeta tuvieran el nivel de consumo de energía similar a aquel que consume un habitante de los EEUU, por tomar un caso de entre los países desarrollados, las reservas de hidrocarburo desaparecerían en solo siete años.¿Renunciaríamos a nuestros electrodomésticos, producción industrial, transporte, iluminación, etc. por que no hay energía suficiente para hacerlos funcionar?. La civilización se ha vuelto tan dependiente de la energía, tan energívora, que una merma o carencia de ella sería catastrófico.

¿Pero, qué relación tiene esto con el tema que nos convoca, la iluminación? Aunque parezca increíble, el alumbrado pertenece al selecto grupo con un rol principal en esta cuestión por dos motivos de peso. En primer lugar, gran parte de la generación eléctrica, más de un cuarto, se disipa en los circuitos de luz, luego, la iluminación es el consumo final que mayor potencial de ahorro energético ofrece. Pero allí no se agota todo esto, sino que encuentra en la realidad Argentina otros aditamentos que la potencian. Me refiero a la combinación explosiva del aumento del consumo de energía nacional, que crece aún por arriba del aumento del PBI, por un lado, frente a la desinversión en el sector de producción de energía eléctrica. Estamos encaminándonos a ser importador de energía, en momentos en que el precio del barril de petróleo crudo ronda los u$s80. Esto último fue apuntado en el reciente Precoloquio de IDEA, como una amenaza para la producción industrial argentina; por vez primera el sector empresario focaliza su interés en un tema de esta naturaleza.

Y he aquí el punto al cual quería llegar. Esta coyuntura es un generador de oportunidades para todos los que estamos involucrados en el sector de la Iluminación. El potencial de ahorro que ofrece el alumbrado es tan alto que podríamos iluminarnos con un tercio de la energía que actualmente disipamos. La única salida a este atolladero es la tecnología de eficiencia.

Por suerte diversos sectores de nuestra sociedad han asumido esta amenaza como un desafío. Aunque no los veamos, una revolución de regulaciones, normas, políticas de eficiencia y ahorro se está gestan do en la Argentina. En esta movida participan diferentes instituciones del sector público y privado, tales como IRAM, la Secretaría de Comercio Interior y la Secretaría de Energía.

Nuestra asociación, AADL, no es ajena a todo esto y continúa trabajando en el desarrollo de normas y recomendaciones de eficiencia.

Las nuevas normas de eficiencia, el etiquetado de lámparas y electrodomésticos eficientes y los diversos programas son sólo el inicio de una era de grandes transformaciones, motorizada por un nuevo escenario nacional y global. Sería deseable que todos los actores del sector, sean industriales, profesionales o diseñadores sean protagonistas de lo que se avecina. No vaya a ser cosa que el tren bala nos deje en el andén como meros espectadores de este apasionante capítulo.

Les dejo la inquietud y no los demoro más con la revista que con este número inicia una nueva etapa, con un nuevo editor y formato en el año en que la AADL cumple su 40 aniversario de vida institucional. Hasta la próxima.

Dr. Ing. Leonardo Assaf – Presidente de la AADL


Leer mas…

Mas Vistos

Stats

eXTReMe Tracker