header-02

Los vidrios polarizados aumentan el riesgo de accidentes de tránsito

Se asocian a disminución de capacidad visual en horas nocturnas

La moda de los vidrios polarizados tiene que ver, especialmente, con el crecimiento de la sensación de inseguridad. Muchos creen que tener en el auto los vidrios oscuros reduce las posibilidades de ser víctima de un delito en plena calle. Los especialistas, sin embargo, advierten que esto es muy relativo y que, en todo caso, es mucho más lo que se arriesga en materia de seguridad vial.

“Los vidrios polarizados pueden ser contraproducentes en materia de seguridad, especialmente de noche, porque dificultan la visión hacia el exterior y tal vez impidan que uno advierta que alguien se está acercando para asaltarlo”, apuntó Aquiles Gorini, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigación.

“Por otro lado -agregó-, son un problema para la seguridad de la comunidad. Me preocupa que delincuentes puedan circular en autos con armas, o incluso con gente secuestrada en el interior, y que eso no pueda advertirse desde afuera porque llevan los vidrios oscuros”.


Modesto Míguez, consultor en seguridad privada y docente de la Universidad de El Salvador, señaló a Clarín que “lo importante en materia de seguridad en la calle tiene que ver con una conducción activa. Esto significa estar bien despierto: mirar por los espejos, mantener distancia de maniobra, no permitir que otro auto lo encierre al de uno. Llevar los vidrios polarizados tal vez podría servirle a una mujer que viaja sola para que no vean su situación de debilidad, pero de ninguna manera es lo más importante”.

“Tengo la impresión de que la verdadera razón por la cual la mayoría usa vidrios polarizados es para que la Policía no los vea cuando hablan por teléfono celular mientras maneja, y que lo de la seguridad es una excusa”, agregó.

Para Román Sgaramello, titular de la Asociación de Accidentología Vial, “se trata de no pensar solamente en uno. Con los vidrios oscuros se pone en riesgo al de lado, que no puede ver a través de nuestro auto ni darse cuenta si uno está manejando distraído. Es una cuestión de solidaridad”.

¿Qué valora más la gente, evitar un robo o un choque? Acaso la respuesta a esta pregunta ayude a entender el por qué de un fenómeno que viene creciendo en Capital y GBA. Aunque las leyes prohíben que los vidrios de los autos sean polarizados, cada vez más gente lo hace. Las explicaciones: cuestiones estéticas y, sobre todo, una supuesta seguridad contra posibles robos. El peligro: menos visibilidad para manejar, y por lo tanto más riesgo de chocar.

La moda de polarizar los vidrios creció a comienzos de esta década, cuando la ola de inseguridad, de la mano de los robos y secuestros, aumentó el miedo colectivo. Al oscurecer los cristales, muchos automovilistas se sienten protegidos de las miradas amenazantes de los ladrones…

Los especialistas coinciden en que oscurecer los vidrios acarrea riesgos. Eduardo Bertotti, director del Instituto de Seguridad y Educación Vial, aseguró: “Oscurecer los vidrios laterales o la luneta trasera obstaculiza la visión. Esto es básico para manejar. Además, afecta a los peatones, que no pueden ver si el conductor está atento o no. Y a otros conductores, que no logran ver a través del auto que tienen adelante y así no pueden anticipar maniobras. Aunque está prohibido, no sólo no se lo controla sino que hay cientos de comercios que se dedican a eso”…

…En la Ciudad dieron otra explicación. “La prohibición es clara. Pero es cierto que el polarizado no es una prioridad a la hora de hacer multas. En 2005 se realizaron 633 multas a coches polarizados, contra un millón por mal estacionamiento, por ejemplo. Se debe trabajar más en ese tema, pero como la capacidad de control de la Policía es limitada, priorizan otras infracciones más peligrosas, como cruzar en rojo o exceder la velocidad máxima”, apuntó Patricia Cárcova, directora porteña de Seguridad Vial.

Acaso si las dificultades para el control no logran reducir la cantidad de autos con polarizado, si lo logre el bolsillo. Diferentes compañías de seguros consultadas por Clarín confirmaron que “entre las aseguradoras hay una tendencia cada vez más firme de no aceptar autos con vidrios polarizados, sino sólo a aquellos que se ajusten a las normas”.


Comparte esta Nota:
Bookmark and Share

No comments yet

Leave a Reply





XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Mas Vistos

Stats

eXTReMe Tracker