header-02

Luminotecnia N 92 – LUXAMERICA 2008, aquí en casa

Tapa LU92Luminotecnia N 92 – Editorial – LUXAMERICA 2008, aquí en casa
El IXº Congreso Panamericano de Iluminación, el acontecimiento más importante en materia de iluminación del continente, está próximo a iniciarse. En el momento en que esta edición de LUMINOTECNIA esté en la calle y estas páginas sean leídas, sólo nos separarán unas cuantas semanas del día 5 de noviembre, oportunidad en que convergeremos todos los interesados del continente al Centro de Convenciones Metropolitano de la ciudad de Rosario, a la inauguración de LUXAMERICA 2008.

Como miembro del Comité Científico, encargado de revisar los trabajos técnicos presentados al congreso, quedé gratamente sorprendido por la cantidad y la calidad de los trabajos propuestos a LUXAMERICA, provenientes –en su mayoría– de países de nuestro continente, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Uruguay, Venezuela, entre otros, además de aportes de EEUU, España y Japón. Esta es una indudable señal del eco que despierta nuestra LUXAMERICA a nivel mundial. En ese contexto, el calificativo “el acontecimiento luminotécnico más importante del continente”, usado para referirme a ella, está plenamente justificado.
Aunque aquellos veteranos del mundo de la iluminación tengan presente el elevado valor de esta reunión, es conveniente que expliquemos el porqué de tantas expectativas, en especial para que los más jóvenes puedan aprovechar la gran oportunidad que ofrece esta fabulosa vidriera que es, a la vez, escenario para protagonizar. Doy por descontado que todos coincidimos en la irrefutable importancia de la tecnología, el conocimiento y la información en la cadena de valor en la cual estamos eslabonados los que intentamos diseñar, enseñar o aprender qué es y cómo se utiliza la luz. LUXAMERICA se nos presenta, desde esa perspectiva, como una oportunidad única, aquí en casa, para tomar contacto con las más importantes novedades de la tecnología de iluminación, con la posibilidad de interactuar y debatir cara a cara con los propios protagonistas del mundo de la luz.
Leer mas…

Luminotecnia N91 – Planificar para no enmendar

Tapa LU91Editorial: Planificar para no enmendar.

En 1879, Thomas Alva Edison patentó la lámpara incandescente y con ella el mundo cambió. No creo exagerar cuando sostengo que ningún otro invento moderno, por más fantástico y evolucionado que parezca, como las computadoras, la televisión o las naves espaciales, impactó tanto en nuestra civilización y hábitos humanos como la luz eléctrica. Utilicé el término “patentó” y no “inventó” ex profeso, para centrar el análisis en el hecho que otros contemporáneos de Edison, como el escocés Swan y el alemán Goebels ya habían fabricado y patentado lámparas incandescentes. ¿Cuál fue la diferencia entre estos tres inventores que trabajaban con un mismo producto?, solamente una visión audaz, apoyada por una voluntad perseverante, en una palabra, una visión del futuro.

Edison vio que la lámpara incandescente podría reemplazar la iluminación a combustión, la cual, comparada con aquélla, resultaba antieconómica, engorrosa y peligrosa. Probablemente Swan y Goebels también lo notaron; pero había un gran impedimento para la difusión de esa lamparita en los hogares: por entonces, la electricidad era un fenómeno limitado a los laboratorios y a la ciencia.
¿No sería posible generar electricidad a gran escala y transportarla a cada hogar para que éstos pudieran alumbrarse? Tal vez Swan y Goebels pensaron que eso era una locura, una muralla infranqueable, un imposible; Edison, en cambio, inventó las redes eléctricas, los medidores de energía y los interruptores de luz, todo… para que los hogares pudieran usar lámparas incandescentes.
Edison inventa el mercado de la electricidad; la energía eléctrica como producto que se fabrica, se transporta y se vende, perfectamente medido, en la mismísima puerta de cada hogar. Tras él vinieron todos los demás usos de la electricidad en el hogar, el transporte, el agro y la industria. El mundo cambió.
Leer mas…

Luminotecnia N90 – LUXAMERICA 2008 con todo

Descargar Luminotécnia N90

Tapa LU90Editorial:– LUXAMERICA 2008 con todo

El día 30 de mayo en Buenos Aires y 4 de junio en Rosario fue lanzado el IXº Congreso Panamericano de Iluminación; la LUXAMERICA 2008 se viene con todo. El escenario que se presenta para este congreso no podía ser más oportuno. Quienes vivimos en Montevideo, durante LUXAMERICA 2006, el acalorado proceso de selección entre las ciudades propuestas, a saber, Valparaíso (Chile) y Rosario (Santa Fé), no imaginábamos la preponderancia que adquiriría la iluminación en este par de años que hemos pasado, lo cuál estimulará la avidez de participar en un congreso de esta categoría, una forma imprescindible de anticiparse a lo que se avecina. Que la iluminación haya tomado desde 2006 un protagonismo inusitado puede parecer una afirmación un tanto exagerada, razón por la cual quiero centrar este análisis en demostrar que esto es absolutamente cierto.

Sin reservarme para ningún tipo de suspenso, traigo a colación los profundos cambios que se van a introducir por el aumento sin precedente en el precio del petróleo. La transición entre ambas LUXAMERICAS, la del 2006 y ésta del 2008 que se avecina, acompañó un fantástico incremento del petróleo del 120%. Esto está produciendo una conmoción profunda en todos los ámbitos de nuestra civilización. ¿Y que es la iluminación, sino uno de los más importantes usos de la energía?
Leer mas…

Luminotecnia N89 – una edición de imprescindible lectura

Tapa LU89Editorial: LUMINOTECNIA Nº 89, – una edición de imprescindible lectura

El país nos muestra día a día un crecimiento económico que no se veía desde hace tiempo, empujado por una situación internacional altamente favorable. Records en las exportaciones, en la venta de autos, de electrodomésticos, en los metros cuadrados de construcción, en la recaudación de impuestos son, entre otros, los indicadores de prosperidad. Y eso va acompañado de un crecimiento en la demanda de energía en todas sus formas, que no ha sido acompañado por el crecimiento similar de la oferta energética. Eso le dio un inesperado protagonismo a la iluminación artificial, considerada por muchos como el consumo de energía por excelencia.

Pero ni la iluminación es el mayor de los consumos energéticos ni el consumo de energía es el principal tema que vincula a la iluminación con la vida.

La iluminación tiene aspectos que son estudiados y aplicados por artistas tanto como por científicos. Sus estudios son aplicados por diseñadores de equipos y de instalaciones; la ingeniería de la instalación de alumbrado requiere de cálculos para predecir resultados, para lo cual se necesitan mediciones previas sistemáticas. Así, el universo de los interesados en la luminotecnia abarca a arquitectos, ingenieros, diseñadores, investigadores, laboratoristas, artistas y un sinnúmero de profesionales más.
Leer mas…

Luminotécnia N88 – La luz como protagonista en el escenario

Tapa LU88Editorial – La luz como protagonista en el escenario

Estoy asombrado por el cúmulo de acontecimientos e información que hay y sobre los que se puede comentar. Como si el tiempo se hubiera acelerado, se necesitarían varias páginas para agotarlos a todos y eso no es posible. Sin embargo, hay algo en estos acontecimientos de apariencia tan inconexa, que predomina en el escenario; no son acontecimientos aislados, sino que están hilvanados por un mismo hilo. Desde el impresionante dato sobre la cantidad de avenidas iluminadas, inauguradas por intendentes que se re-postularon en las elecciones pasadas –35.000 nuevos puntos de luz en tres meses–, hasta el imparable empuje del precio del barril de petróleo; la casa FOA, con su exquisito lenguaje de luz; la erradicación programada de lámparas incandescentes de algunos países y aquí la 3ra. Edición del premio ELI a la eficiencia. No es la luz de un spot que ilumina al actor, sino que la luz misma es la protagonista de estos escenarios; porque es el consumo que más aumenta, aquí y en la China.
Leer mas…

Luminotecnia N87 : Los nuevos descubrimientos de la influencia de la luz en la salud humana van a causar un impacto profundo en la forma de iluminar

Tapa LU87Descargar Luminotecnia N87

Editorial: Los nuevos descubrimientos de la influencia de la luz en la salud humana van a causar un impacto profundo en la forma de iluminar

Estoy totalmente asombrado por las repercusiones que están teniendo los recientes descubrimientos de la influencia de la luz en la salud humana. Ciertamente, en este mundo de las comunicaciones, nos hemos ido acostumbrando y restando credibilidad a los anuncios sensacionales relacionados con descubrimientos científicos, potenciado por el lado de los medios, siempre ávidos de algo que atraiga la atención cada vez más dispersa de la gente. En ese contexto hemos leído hace un par de años las noticias de las posibles implicancias de los hallazgos que vinculan la radiación que entra en el ojo con complejas funciones endócrinas. Pero así como el tiempo logra aventar el humo de la pirotecnia, conforme pasan los días, lejos de menguar, parecen agigantarse las implicancias e importancia de estos hallazgos. Así lo he percibido luego de leer los trabajos presentados en el último congreso (Julio 2007) de la Comisión Internacional de Alumbrado (CIE) de Beijing, que muestra la enorme focalización de los científicos en este tema. No soy el único impresionado; el prestigioso investigador Mark Rea (Rensselaer Polytechnic Institute, Troy, NY) considera estos descubrimientos como “los más excitantes de los últimos 100 años en el campo de la iluminación”. Lo que es cierto de todo esto es que la luz eléctrica ha alterado profundamente los hábitos del trabajo y el descanso: ha hecho un día más largo (4 horas más) y más oscuro, porque el trabajo en interiores, es decir, edificios, sean oficinas, escuelas, fábricas, etc. es predominante en nuestra cultura. Es así que la luz artificial, tal como hoy la concebimos, está implicada en la proliferación de una serie de enfermedades; alteración del sueño, somnolencia crónica, depresión, etc.
Leer mas…

Luminotencia N 84: Aceptar la innovación, ¿por la razón o por la fuerza?

Aceptar la innovación, ¿por la razón o por la fuerza?

Sé que no aporta nada nuevo admirarse de la tecnología, las innovaciones y nuevos inventos que permanentemente salen al paso en este mundo, pero no puedo dejar de hacerlo. Para los que tenemos cierta edad, una retrospectiva de lo que vimos hasta hoy puede resultar un largometraje de productos que estaban, que llegaron y que se fueron.

También podemos ver los que están por llegar, aquellos que los futurólogos anuncian. Es cierto que muchas veces los pronósticos no se cumplen. El mercado tiene sus leyes en cuanto a la aceptación de algo nuevo, muchas innovaciones sólo cumplen parcialmente las expectativas de los usuarios, y no pueden imponerse. Claro que nadie les reclama nada a los pronosticadores sobre sus desaciertos en esta materia.

Recuerdo la revista Mecánica Popular del año 1963, anunciando “El hogar del año 2000”; el artículo mostraba un matrimonio sonriente que disfrutaba su programa favorito en un televisor color. Cerca de ellos, un robot androide pasaba una lustra-aspiradora por el piso, mientras la ventana de ese idílico hogar, dejaba ver, en un espléndido jardín, otro robot lavando un Cadillac Eldorado, aquel ícono norteamericano de la época, con motor de 8,5 litros. Estamos en 2007, tengo televisor color, pero mi esposa aún me reclama el lavavajillas. Del robot ni hablar. En una civilización ansiosa de tales esperanzas, toda noticia sobre un mundo mágico que se avecina siempre fue bienvenida y el pecado de ilusionarnos, aún a costa de exagerar o fabular, absuelto.

Pero lo cierto es que hay un mundo cambiante de la mano de la tecnología. No lo podemos ignorar, lo hemos palpado en nuestra profesión. El sentido de la obsolescencia que representa la innovación tecnológica en luminotecnia es fantástico. Aunque algunos productos se resisten salir del escenario, como las lámparas incandescentes, y otros, como las lámparas halogenadas de alta presión compactas, para usar en nuestro hogar, anunciada en 1980, apenas superan la etapa de desarrollo de laboratorio; las lámparas fluorescentes de baja presión, parecen hoy capaces de destronar a su bisabuela, las incandescentes.

Somos admiradores de la tecnología y nuestro mercado de iluminación cuenta con un rango de productos, casi comparable al de un país desarrollado. Pero el nivel de obsolescencia de las instalaciones y nuestra reticencia a incorporar tecnología son asombrosas.

Sea por la crisis económica pasada, sea por ignorancia, sea por cultura, lo cierto es que nos resistimos. Tampoco es un problema local, en Australia el ministro de Medio Ambiente, Malcolm Turnbull, acaba de anunciar una ley que prohíbe la comercialización y uso de lámparas incandescentes hacia 2010. No se trata de seguir una onda ni de rendir culto a lo nuevo, se trata de compadecerse con los millones de dólares de pérdidas y la gran contaminación atmosférica que podrían evitarse, si se considerara la eficiencia. Este anuario de LUMINOTECNIA, es un compendio de productos tecnológicos disponibles en el mercado argentino. Les recomiendo pensar en la innovación a la hora de planear un proyecto. ¿Será, acaso, que necesitamos la fuerza de la ley para pensar en la eficiencia, de la misma forma que lo hizo Australia?. Les envío un cordial saludo.

Dr. Ing. Leonardo Assaf
Presidente de la AADL


Leer mas…

Luminotecnia N 83

“¿Para qué sirve la AADL?” Hacia una era de profundos cambios

Editorial

Cierra un nuevo año y se presenta la ocasión propicia para la reflexión; ejercicio necesario tanto para individuos como para profesionales. ¿Cumplimos con nuestros objetivos? ¿nos faltó un poco de suerte para lograrlo, coraje tal vez?. También las instituciones como la nuestra, deberían hacer un balance de sus resultados y algo más que eso. Esto es doblemente válido por cuanto celebramos los 40 años de vida insti- tucional y para proyectarnos hacia el futuro. En las notables jornadas de “Reformulación de la Luminotecnia”, realizadas en La Cumbre, Córdoba, alguien dejó boyando un interrogante; “¿Para qué sirve la AADL?”. Hallo en esta inocente pregunta un trasfondo hartamente desafiante. Ciertamente, cualquier organización debería estar en condiciones de responder satisfactoriamente tal examen de supervivencia, basado en una relación de beneficios. Si quisiera simplificar la respuesta, me remitiría a los estatutos, que señalan claramente la misión de nuestra asociación: “…difundir la luminotecnia, investigar, enseñar…”. Pero quiero ir más allá, y, aprovechando la oportunidad que el cuestionario brinda, llegar al meollo de la cuestión, no con una, sino con varias respuestas contundentes. Primero, una justificación institucional; ¿Quién representa a ese conjunto de intereses comunes de los actores de la luminotecnia, comerciantes, diseñadores, usuarios, investigadores, docentes, industriales, etc.? Segundo ¿Es necesario tal representación? Si, si creemos que un conjunto representativo puede ocupar espacios que no podría ocupar ningún actor aislado. Tercero, una justificación histórica; la trayectoria y logros de la AADL. Cuarto, una justificación por analogía: las encomiables acciones de instituciones similares a la AADL. En este punto quiero mencionar a dos de ellas, de países con una realidad no tan distante a la nuestra; el Comité Español de Iluminación y la Sociedad de Ingenieros de Iluminación de Australia y Nueva Zelandia, ¡Cuánto hicieron estas instituciones para expandir el nivel, la tecnología, la educación y el mercado!. Podría seguir enumerando, pero queda claro que el problema no está en la justificación existencial, sino en cómo la AADL puede cumplir la inmensa misión institucional de agrandar la luminotecnia argentina. La pregunta sería entonces, ¿Cumplimos con nuestra misión?

Creo sinceramente que si; éste ha sido un año de realizaciones, de metas logradas. En el balance contabilizo, entre otros, el interés creciente en nuestro Plan Director, las cordiales Jornadas de La Cumbre, la decisión de elaborar un nuevo manual de luminotecnia, la creación del Centro Regional Sur en Bahía Blanca, la designación de Rosario como sede de la próxima Luxamérica, etc. Agreguen ustedes la acertada reestructuración de nuestra revista LUMINOTECNIA a la que ya mismo los invito a disfrutar. Que tengan unas muy felices fiestas.

 Dr. Ing. Leonardo Assaf
 Presidente de la AADL


Leer mas…

Luminotecnia N 82

40° Aniversario de nuestra Institución celebrados sin pirotecnia

Celebrar 40 años para una institución no-gubernamental de bien público como es la Asociación Argentina de Luminotecnia, debería ser para el sector iluminación un acontecimiento de importancia capital, al margen de que no puedan descorcharse botellones de Champaña ni gastarse la mejor pirotecnia. Aunque no hay preparativos de celebraciones fastuosas, no por eso la oportunidad pasará desapercibida, ni el profundo valor y significado de la fecha desvalorizado, no. Estamos organizando la mejor fiesta que las circunstancias lo permiten y aconsejan. Los días 3 y 4 de Noviembre próximos, en un hotel de la ciudad de La Cumbre, provincia de Córdoba, realizaremos las Jornadas de reformulación de la AADL en un marco de confraternidad. El nombre mismo es sugestivo sobre el tipo de reunión y los resultados que se pre- tenden. Nuestra institución está inte grada por la convergencia de todos los sectores que conforman la ilumi nación, industriales, comerciantes, docentes, diseñadores o profesionales. Todos ellos están invitados ¿No será, pues, altamente enriquecedor el debate que proponemos realizar con tan elevado consenso?

Hemos elegido la provincia de Córdoba por su valor simbólico: allí, hace 40 años se fundaba nuestra asociación, surgida del clamor de las 1as. Jornadas Argentinas de Luminotecnia, celebradas en Tucumán, en 1965. La Cumbre aportará su mágico paisaje con reminiscencia de una Argentina esplendorosa. El momento es propicio; recuperado el país y su economía de una crisis casi terminal, la actual situación, no exenta de amenazas, nos alienta a proyectarnos con un poco de audacia, a pensar en el futuro, a soñar si se quiere. Hemos señalado el destacado rol que deberá tener la luminotecnia en la antesala de la crisis energética que se avecina.

No es este un tema menor y sus alcances motorizará todo el sector de una manera como no ocurrió nunca antes. Analizar el devenir de los próximos lustros, en un ambiente de camaradería como el de La Cumbre, será como mirar el futuro y prepararnos a ser protagonistas, no espectadores. La ocasión no dejará de ser propicia para evocar la meritoria labor de aquel grupo de entusiastas fundadores, encabezado por el Ing. Herberto C. Bühler, que afianzó la luminotecnia argentina en una posición de vanguardia. Ellos concibieron, como en un sueño por aquellos días, un plan tan simple como contundente; una concatenación formidable de factores que se potenciaban entre sí, para lograr una luminotecnia sustentable: Primero educación, mediante cursos de diseminación de métodos de cálculo, luego la normalización que requiriera información fotométrica a los industriales. El mercado movía así sus pesados engranajes merced a la AADL.

¿No será acaso, el mejor homenaje que podemos dedicar a los 40 años de la AADL, al esforzado trabajo de los pioneros y desinteresados fundadores, pergeniar un plan similar que sirva de motor para los próxi- mos lustros? Así lo creo, sin pirotecnia, sinceramente.

Dr. Ing. Leonardo Assaf Presidente de la AADL


Leer mas…

Luminotecnia N 81

Publicación Luminotecnia N81 

Que todos los hombres del planeta puedan gozar del bienestar necesario para tener una vida digna, es una aspiración sublime, pero imposible de satisfacer. Con los actuales índices de consumo energético, la energía que hay no alcanza para todos. Si todos los habitantes de este planeta tuvieran el nivel de consumo de energía similar a aquel que consume un habitante de los EEUU, por tomar un caso de entre los países desarrollados, las reservas de hidrocarburo desaparecerían en solo siete años.¿Renunciaríamos a nuestros electrodomésticos, producción industrial, transporte, iluminación, etc. por que no hay energía suficiente para hacerlos funcionar?. La civilización se ha vuelto tan dependiente de la energía, tan energívora, que una merma o carencia de ella sería catastrófico.

¿Pero, qué relación tiene esto con el tema que nos convoca, la iluminación? Aunque parezca increíble, el alumbrado pertenece al selecto grupo con un rol principal en esta cuestión por dos motivos de peso. En primer lugar, gran parte de la generación eléctrica, más de un cuarto, se disipa en los circuitos de luz, luego, la iluminación es el consumo final que mayor potencial de ahorro energético ofrece. Pero allí no se agota todo esto, sino que encuentra en la realidad Argentina otros aditamentos que la potencian. Me refiero a la combinación explosiva del aumento del consumo de energía nacional, que crece aún por arriba del aumento del PBI, por un lado, frente a la desinversión en el sector de producción de energía eléctrica. Estamos encaminándonos a ser importador de energía, en momentos en que el precio del barril de petróleo crudo ronda los u$s80. Esto último fue apuntado en el reciente Precoloquio de IDEA, como una amenaza para la producción industrial argentina; por vez primera el sector empresario focaliza su interés en un tema de esta naturaleza.

Y he aquí el punto al cual quería llegar. Esta coyuntura es un generador de oportunidades para todos los que estamos involucrados en el sector de la Iluminación. El potencial de ahorro que ofrece el alumbrado es tan alto que podríamos iluminarnos con un tercio de la energía que actualmente disipamos. La única salida a este atolladero es la tecnología de eficiencia.

Por suerte diversos sectores de nuestra sociedad han asumido esta amenaza como un desafío. Aunque no los veamos, una revolución de regulaciones, normas, políticas de eficiencia y ahorro se está gestan do en la Argentina. En esta movida participan diferentes instituciones del sector público y privado, tales como IRAM, la Secretaría de Comercio Interior y la Secretaría de Energía.

Nuestra asociación, AADL, no es ajena a todo esto y continúa trabajando en el desarrollo de normas y recomendaciones de eficiencia.

Las nuevas normas de eficiencia, el etiquetado de lámparas y electrodomésticos eficientes y los diversos programas son sólo el inicio de una era de grandes transformaciones, motorizada por un nuevo escenario nacional y global. Sería deseable que todos los actores del sector, sean industriales, profesionales o diseñadores sean protagonistas de lo que se avecina. No vaya a ser cosa que el tren bala nos deje en el andén como meros espectadores de este apasionante capítulo.

Les dejo la inquietud y no los demoro más con la revista que con este número inicia una nueva etapa, con un nuevo editor y formato en el año en que la AADL cumple su 40 aniversario de vida institucional. Hasta la próxima.

Dr. Ing. Leonardo Assaf – Presidente de la AADL


Leer mas…

Mas Vistos

Stats

eXTReMe Tracker