header-06

Luminotecnia N 135

Aprender a ver lo bueno
Los servicios de noticias nos tienen acostumbrados a las malas novedades: conflictos, crímenes, terribles desastres meteorológicos, guerras, atentados y similares son el contenido principal. Tan impregnados estamos en ese baño de malas nuevas que casi no le damos la importancia que se merecen las buenas nuevas y los logros.

”Esto sucede en nuestra vida cotidiana y también sucede en nuestra relación con la AADL, en que las buenas realizaciones se nos pasan como desapercibidas”. Y hasta aquí me estuve aprovechando de la poca memoria de los lectores o al desconocimiento de los nuevos socios, ya que esta introducción la utilicé para el editorial de la revista Luminotecnia nº 104 publicada a fines del año 2010.

Y me he tomado el atrevimiento de repetirme obedeciendo las recomendaciones de un maestro del espectáculo. Los argentinos que nacimos en el siglo pasado hemos tenido la oportunidad de disfrutar de las charlas divertidas de un cómico serio, Juan Verdaguer era su nombre y él enseñaba que no era necesario saber muchos chistes sino que bastaba con cambiar de auditorios.

Hoy tienen ustedes, queridos lectores, la oportunidad de disfrutar de esta edición 135 a fines del 2016, lo que indica que hemos mantenido la regularidad de publicar cinco revistas por año, un verdadero logro del equipo editorial. ¡Felicitaciones y muchas gracias!

Algunos centros regionales de la AADL mantienen constante sus actividades docentes como Rosario y sus cursos a distancia repetidos desde hace varios años; o Mendoza, Tucumán y Córdoba y sus jornadas de la Luz de este año con excelente participación de profesionales.

Finalmente, destaco el festejo del 21 de octubre, en las instalaciones del Centro Metropolitano de Diseño, en que se realizó la jornada Iluminación y Diseño, en el marco de los festejos de la Asociación Argentina de Luminotecnia –AADL– por su 50° aniversario. Y como acto final de los 50 años hubo una excelente participación de la cena con espectáculo de tango en Cátulo.

Termino con un deseo de muy felices fiestas para todos los socios de la AADL, para todos los que nos leen y apoyan, y que sigamos trabajando para otros 50 años de buena luz.

Luis Schmid
Presidente AADL

Luminotecnia N 134

¿Para que sirvió la AADL?
“Veinte años no es nada”, dice un famoso tango; entonces, cincuenta años es dos veces y media nada. Pensando en los cincuenta años de la AADL y en los festejos que estamos haciendo para conmemorarlos, volví a recordar aquella frase que alguien pronunció hace diez años cuando en La Cumbre, provincia de Córdoba, se festejaban los cuarenta: ¿para qué sirve la AADL?

Una pregunta que varios se hicieron, y se siguen haciendo, y se han ensayado varias respuestas. Pero esta vez se me ocurrió pensarlo desde otro punto de vista, y me pregunté: ¿para qué sirvió la AADL estos cincuenta años? Y bien, creo que para varias cosas. Empezando por el convenio con el IRAM, que dio lugar a la redacción de varias normas técnicas, algunas precediendo a las internacionales, aplicables a instalaciones y a materiales. Una de ellas, por ejemplo, es la IRAM-AADL J 20 06, que sirvió de base para el decreto reglamentario de la Ley de Seguridad e Higiene en el Trabajo, en lo que respecta a iluminación; hoy, más de cuatro décadas después, recién estamos pensando en actualizarla. Otras, el conjunto de normas que regulan el alumbrado público, tendientes a facilitar el mantenimiento de las luminarias in situ y a evitar la presencia en el mercado de productos de baja calidad, que a la larga resultan más caros para la sociedad. Otra acción importante, en este caso, sin convenio escrito pero que en la práctica funcionó bien, es la colaboración con la AEA en la elaboración del Reglamento para las instalaciones de alumbrado público.

Los centros regionales dictaron y dictan infinidad de cursos destinados a instaladores, decoradores, arquitectos, ingenieros y vendedores, desde básicos hasta relativamente avanzados, para lograr el buen uso de la luz.

La Universidad Nacional de Tucumán fue y es la mejor formadora de recursos humanos en el país y de altísimo nivel en la región, en la que se dan los cursos realmente avanzados. Si bien no es en sí misma parte de la AADL, mantiene con ella una permanente colaboración.

Numerosas jornadas argentinas sobre luminotecnia permitieron a las empresas y profesionales mostrar sus logros, mientras que la siempre activa participación en las Luxamérica llevó a nuestros científicos a ser reconocidos en todo el mundo, muy especialmente en América Latina. Los estatutos de nuestra Asociación fueron un importante antecedente para la fundación de otras similares en la región.

La revista, que comenzó con la AADL fue, desde el comienzo, una forma de información y difusión, actualizándose a través del tiempo en contenidos y presentación, hoy complementada por la página web, siempre acompañando y difundiendo a la evolución de la técnica, que fue importante en los cincuenta años y se ha acelerado en los últimos tiempos.

En lo personal, debo agregar que la AADL me permitió conocer a casi toda la gente vinculada a la luminotecnia en Argentina y algunos del exterior, compartiendo con ellos no solo conocimientos y experiencias profesionales, sino sobre todo camaradería y amistad, lo cual quizás es suficiente motivo como para justificar su existencia.

A través del recuerdo del Ing. Herberto Bühler, inspirador y primer presidente de la AADL, rindo homenaje a él y a todos aquellos que comenzaron con el emprendimiento en 1966, y no me atrevo a nombrarlos porque fueron muchos y seguramente me olvidaría de alguno.

Espero que, más allá de encontrar otras respuestas, los próximos cincuenta años sean al menos iguales en realizaciones, aunque confío en que lo serán en mayor grado. En todo caso, nos reuniremos en 2066 para revisarlo y volver a festejar. Mientras tanto, feliz cincuentenario y a disfrutar de la revista.

Hugo Allegue
Coordinador editorial

Luminotecnia N 133

El orgullo de ser

Me siento muy orgulloso de ser el presidente nacional de la AADL justo en el año en que se cumplen los cincuenta años de su creación. Por si entre los lectores no se dispone de toda la información, les cuento: la Asociación Argentina de Luminotecnia fue fundada en la ciudad de Córdoba el día 30 de julio de 1966. Por aquel entonces, el desarrollo lumínico en el país era muy escaso. El Ing. Herberto Bühler, fundador y primer presidente de la Asociación, se dio cuenta del problema y no tardó en reunir a quienes compartían sus inquietudes en un pequeño pero muy activo grupo. En el estatuto de la institución ya se inscribieron algunos de los objetivos primordiales que hasta el día de hoy se siguen impulsando: “[...] difundir, actualizar y ampliar el conocimiento sobre la tecnología de iluminación en todo el país, realizar estudios técnicos; elaborar normas y recomendaciones, y difundir el conocimiento mediante congresos, cursos y publicaciones”.

A lo largo de estos cincuenta años se sucedieron congresos, conferencias, jornadas, cursos, creaciones de laboratorios, notas y artículos, generaciones de fábricas de luminarias, lámparas y equipos auxiliares. Se han estado dictando materias universitarias sobre la luz con la participación de alumnos de toda América. Y toda esta inmensa tarea se ha realizado principalmente con el apoyo de fábricas argentinas y unas pocas pero muy selectas de Europa y América del Norte.

Y estos cincuenta años han dado frutos excelentes, ya que contamos con la mejor materia prima: los cerebros y los conocimientos de nuestros maestros de la luz en fábricas, talleres, universidades, laboratorios, consultorías, periodistas, vendedores, etcétera, etcétera.

De todo ese selecto grupo humano se van acoplando muchos a la tarea que viene desarrollando la AADL, aportando tiempo sin cobro, esfuerzo personal y lo que es más meritorio, compartiendo sus conocimientos “sin la camiseta puesta”, es decir, sin llevar beneficios para sus empresas particulares. Todos los socios de AADL, pasados y actuales, pueden detenerse un momento y mirar como se mira una ruta todo lo hecho durante todos en estos años y decirse a sí mismos: “Me siento orgulloso de lo que hemos hecho con la AADL”.

En mi caso particular, les comento que he realizado no más de cinco obras de iluminación, nunca he desarrollado ningún dispositivo y siempre me he dedicado a la venta o al marketing de la luz, y a pesar de ello siempre me he sentido integrado en ese excelente grupo que sabe y practica la buena luz. Tan aceptado me he sentido que hace pocos años me han nombrado como el presidente nacional de la AADL, para mi sorpresa y la de muchos.

Gracias a todos por el esfuerzo realizado y por iluminarnos, otros cincuenta años nos esperan.

Ing. Luis Schmid
Presidente de AADL

Luminotecnia N 132

La celebración de los 50 años de nuestra Asociación no debería pasar desapercibida para aquellos que sueñan con una Argentina mejor. Una Argentina ordenada, desarrollada y con valores, una Argentina donde la creatividad y el trabajo honesto reemplace al plañidero discurso de los avivados que se creen con derecho hasta de vulnerar la ley. En su humilde cuota con la sociedad, la AADL es un ejemplo de que ese país es posible. Permítaseme explicar por qué.

El día 30 de julio del año 1966, en la ciudad de Córdoba, en oportunidad de las II Jornadas Argentinas de Luminotecnia, un grupo de entusiastas de esta ciencia, liderados por Herberto C. Bühler, decidieron materializar la creación de una asociación civil sin fines de lucro, AADL, cuyos objetivos serían, a grandes rasgos:

Estimular el estudio de los problemas de la iluminación, difundir los resultados y propiciar su enseñanza en todos sus niveles.
Editar y difundir publicaciones de la especialidad y promover el intercambio.
Crear laboratorios y realizar estudios que puedan servir para recomendaciones, código de práctica y normas.
Promover conducta ética profesional.
La creación de la AADL transformaría en pocos años la forma de diseñar y calcular las instalaciones de luz en Argentina, realizada por entonces por profesionales con escasa formación, con métodos elementales, pues la enseñanza de la luminotecnia estaba ausente en las escuelas de arquitectura e ingeniería argentinas. Poco tiempo después de su fundación, la AADL celebraría el convenio con IRAM, lo cual daría lugar a la propuesta por parte de nuestra Asociación de un cuerpo de normas de luminotecnia que llevan la sigla IRAM-AADL. Los cursos sobre alumbrado público y sobre cálculo de alumbrado de interiores se multiplicarían a lo largo y ancho del país, marcando un punto de inflexión. Se crearían los laboratorios fotométricos de la Universidad Nacional de Tucumán, el INTI y el del CIS en La Plata. La industria no podía eludir esta nueva realidad; lámparas y luminarias se debían ensayar en laboratorios para poder ofrecer a los diseñadores información normalizada que le permitiera un diseño racional y con métodos probados de cálculo. El nivel alcanzado en Argentina era comparable al de un país desarrollado.

A diferencia de la mayoría de países, donde los Estados debieron realizar un gran esfuerzo económico para el desarrollo de esta ciencia, la Nación Argentina recibió parte de todo este avance de una asociación civil sin ánimo de lucro. No hubo ni prerrogativas de la ley, ni prebendas, ni subsidios, ni reconocimiento alguno por parte del Estado argentino a esa ingente y desinteresada labor, realizada por profesionales que generosamente aportaron y aportan todo lo que saben a la sociedad. Mientras nos desvela y decepciona un mundo de inútiles celebraciones, de inmerecidos elogios y exaltaciones, de dudosas prerrogativas y canonjías que se repartieron por doquier sin ninguna utilidad pública, la supervivencia esforzada por 50 años de nuestra AADL y de otras organizaciones similares de la sociedad civil, debería hacernos pensar que otra Argentina es posible. Esto debe celebrarse.

Dr. Ing. Leonardo Assaf
Vicepresidente de AADL

Luminotecnia N 131

Tradicionalmente, marzo es el mes en que empezamos la actividad del año y esta vez no es la excepción y, como siempre, tratamos de llegar a nuestros lectores con las novedades en el campo de la luminotecnia.
El pasado año 2015 fue designado como Año Internacional de la Luz por la Organización de las Naciones Unidas y entre las varias actividades relativas, en el mes de noviembre la Asociación Argentina de Luminotecnia organizó, a través del Centro Regional Centro, las XII Jornadas Argentinas de Iluminación, en la ciudad de Córdoba. En una jornada intensa, los asistentes siguieron una interesante sucesión de conferencias, con activa participación de la audiencia. A su término, tras la habitual mesa redonda, pudieron disfrutar de un paseo turístico por la ciudad iluminada. Para quienes fueron y para quienes no pudieron ir, en esta revista encontrarán una nota sobre el tema. También pueden ver las conferencias en Internet entrando en http://sistemamid.com/conferencias/congresos/luz2015/#videos.
Muchos de nuestros socios participarán del XIII Congreso Panamericano de Iluminación Lux América, a realizarse en La Serena, Chile, entre el 23 y el 25 de noviembre. Puede seguirse el desarrollo de la organización a través de la página www.luminotecnia.org o bien de luxamerica.org (así, sin otro aditamento).
El 2016 nos encuentra también con novedades políticas, ya que un nuevo gobierno conduce los destinos del país. Una de las cosas interesantes desde nuestro punto de vista es la continuidad del ministro de Ciencia y Tecnología, lo que indica la intención de continuar con la política anterior en ese rubro. Es de esperar que esa continuidad dé lugar a un impulso importante y efectivo de la ciencia y la tecnología, que no quede simplemente en los laboratorios y en la presentación de trabajos teóricos. Su aporte, sobre todo a la industria argentina en los próximos años, debería ser significativo.
En cuanto a las nuevas reglas de juego en la economía, la industria nacional, que tanto nos importa a los argentinos, se encontrará con ventajas y desventajas. Una ventaja es que los productos competidores importados tendrán mayor precio, otra es que las empresas argentinas podrán conseguir los insumos importados que necesitan en tiempo y forma, aunque obviamente con la desventaja de tener que pagar un mayor precio. Es nuestro deseo que la resultante de esta situación permita el crecimiento de nuestra industria.
Para terminar, les recuerdo que este año se conmemorarán los 50 años de la fundación de la AADL, y si bien todavía no hemos resuelto la forma, habremos de celebrarlo adecuadamente. Mientras tanto, los invito a leer este ejemplar de Luminotecnia, donde encontrarán notas de opinión, descripciones de obras y nuevos productos. A disfrutarla.

Hugo Allegue
Coordinador editorial

Luminotecnia N 130

El protagonismo del año

Querido lector de Luminotecnia:

Te invito a recorrer las páginas de esta revista y descubrir cuál es el producto más mencionado, publicitado o utilizado en las mejores obras. No hay discusión posible: son los ledes.
Y fueron también los protagonistas de la BIEL. Todo expositor dedicado a la iluminación tenía centrada su exhibición en lámparas LED de reemplazo, o vendía fuentes para alimentar los ledes, o mostraba sus últimos desarrollos para iluminar con ledes. Y por si fuera poco, todas las conferencias que se dictaron en las salas de la BIEL se centraban en los ledes, sus usos y sus precauciones.
Y finalmente, recorramos las más grandes obras de alumbrado público que se han realizado y volvemos a verificar el avance imparable de los ledes.
Obviamente que el empuje inicial de todas esta obras lo han producido las grandes empresas de iluminación: Philips, Osram, General Electric y Havells Sylvania, que encontraron en nuestro mercado un público profesional apto para apreciar las ventajas de estas nuevas fuentes.
Pero simultáneamente se ha verificado un fenómeno curioso por darle un significado: ninguna de las cuatro empresas líderes han participado o expuesto en la BIEL, como si este mercado receptor ya no fuera un objetivo por el cual competir. Y esos stands de exhibición fueron ocupados por empresas de menor tamaño pero con un enorme empuje para desarrollar nuevas fuentes y producir nuevas luminarias. Los productos exhibidos me permiten vaticinar una gran competencia en el mercado de los ledes, si bien es probable con competidores de los cuales hoy no conocemos ni el nombre.
La AADL no puede quedar ajena a esta evolución y desde ya les anticipo que las jornadas LUZ 2015 que estamos preparando en Córdoba para el 26 y 27 de Noviembre estarán centradas en conferencias sobre ledes.

Finalmente, como Presidente de la AADL te quiero dar las gracias querido lector por todo lo que significa tu apoyo a la Asociación y a la Revista. ¡Felices Fiestas!

Ing. Luis Schmid
Presidente de AADL

Luminotecnia N 129

La BIEL 2015, en la bisagra argentina

Cuenta el exquisito escritor francés Paul Claudel (1868-1955), en uno de sus libros, que dos enormes robles se alababan entre sí porque se sentían poderosos en el bosque; luego de un tiempo, el uno serviría de leña y el otro formaría parte del casco de una goleta que haría la guerra a los turcos. Quiso decir con esto que nada es para siempre ni aun para el más poderoso y seguro.
En esa encrucijada nos encontramos parados los argentinos; el próximo 25 de octubre están convocadas las elecciones generales. El nuevo gobierno que asumirá en diciembre encontrará un país en medio de una compleja situación económica, social y financiera y -cualquiera sea su signo- se verá forzado a tomar medidas drásticas que afectarán a todos. Ciertamente que se avecinan cambios fundamentales; estamos en esos momentos “bisagra”, en donde la historia da un giro y nada vuelve a ser como antes. No somos como los árboles y deberíamos poder adelantarnos, adaptarnos a estos cambios si no queremos terminar de leña. Pero no se trata solo de sobrellevar estas mudanzas, sino de salir fortalecidos… nunca la frase de Claus Möller fue más apropiada: “Cuando soplan vientos de cambio, unos buscan refugios y se ponen a salvo y otros construyen molinos y se hacen ricos”.
En tal contexto se realizará los días 15 al 19 de septiembre, en predios de la Sociedad Rural, la Bienal de la Industria Eléctrica y Luminotécnica y el 14º Congreso Técnico Internacional, conocidos como “BIEL”. No puedo dejar de relacionar este evento con la situación de nuestro país y los cambios que se avecinan, de cara a los comicios de octubre. Es oportuno reconocer que la Bienal es -por lejos- el evento más importante del sector, a juzgar por los volúmenes de expositores y visitantes, por la calidad y cantidad de la tecnología mostrada. Se trata de un espacio inmejorable para concretar nuevos negocios y afianzar vínculos con clientes, para tomar contacto con todas las novedades y primicias del sector. En esta oportunidad, además de la imponente exposición, se llevará adelante un amplio programa académico, incluyendo seminarios y conferencias con oradores de gran prestigio nacional e internacional. Nuestra Asociación Argentina de Luminotecnia (AADL) ha sido -desde los orígenes de la BIEL- su auspiciante y organizador principal. Ciertamente todos aquellos que se preparan para afrontar los cambios venideros, que no quieren ser leña y que se preparan a construir molinos no podrían hallar un escenario más inspirador. Mientras se hacen ricos, disfruten de la BIEL y de este número de nuestra revista Luminotecnia.

Dr. Ing. Leonardo Assaf
Vicepresidente de AADL

Luminotecnia N 128

La luminotecnia y la electrónica

Hace once años, en 2004, tuve la oportunidad de participar de Luxamérica, que en esa oportunidad se realizó en Lima, Perú. Además de disfrutar de la hospitalidad de los peruanos y de esas charlas informales que tanto enriquecen este tipo de congresos, recuerdo que una importante cantidad de científicos contaba por entonces las investigaciones que estaban realizando sobre la aplicación de leds en la iluminación general, asegurando que dentro de cinco a diez años a partir de entonces esa fuente iba a reemplazar a todas las formas de iluminación artificial conocidas por ese entonces.
Hoy vemos que, si bien el pronóstico no se ha cumplido en lo que respecta al tiempo de desarrollo, no dudamos de que estamos en camino de verlo cumplido en lo que respecta al resultado, y más aún, estamos descubriendo día a día aplicaciones dinámicas, imposibles con las fuentes tradicionales.
El led es una nueva forma de generar la luz que generará diferentes efectos económicos, ecológicos y energéticos, como también la posibilidad de efectos dinámicos y alcances todavía desconocidos, pero los efectos de la luz sobre el ser humano no parecen depender del origen de la luz sino más bien de su composición.
Una novedad que aporta la llegada del led es que, por ser un producto que viene de la electrónica, invita a mucha gente conocedora de esa técnica a incursionar en la iluminación, pero notamos que muchas veces llegan sin el más mínimo conocimiento sobre luminotecnia. Si bien la forma de generar la luz desde un elemento de estado sólido difiere físicamente de la generación por incandescencia, por fluorescencia o por emisión de gases con los electrones alterados, cuando la luz llega a los objetos que ilumina, y luego a los ojos del observador, lo hace en las mismas condiciones que las fuentes tradicionales, y para poder predecir el comportamiento de una instalación, antes de realizarla necesitamos lo mismo que antes: información fotométrica y colorimétrica. Poco a poco aquellos que probablemente quedarán en el mercado una vez pasado este furor inicial van entendiendo el proceso, realizan fotometrías y evaluaciones reales de vida útil y depreciación luminosa.
En la AADL están las personas que conocen de luminotecnia, de modo que invitamos a quienes vienen al mercado de la iluminación desde la electrónica a acercarse a la asociación, para intercambiar conocimientos y enriquecer a ambas partes, convergiendo hacia nuevas formas de iluminar.
Cuando lean esta revista, verán que las nuevas instalaciones se hacen en forma exclusiva con leds, al menos las que nuestros colaboradores quieren mostrar, pero verán que los otros factores también están presentes, tales como la gestión de la energía y los efectos de la luz sobre la salud. Espero que la disfruten.

Hugo Allegue
Coordinador editorial

Luminotecnia N 127

Año Internacional de la Luz

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó en su LXVIII sesión el año 2015 como Año Internacional de la Luz y de las Tecnologías Basadas en la Luz, como nos informan en www.io.csic.es. Dicha resolución cuenta con el patrocinio de 35 países. Mediante dicha decisión, la ONU reconoce la importancia que la luz y las tecnologías basadas en la luz tienen en la vida de los ciudadanos del mundo, en el desarrollo de la sociedad y en los retos a los que se enfrenta la humanidad.
La luz juega un papel fundamental en nuestra vida cotidiana. Ha revolucionado, entre otros aspectos, la medicina o la manera de fabricar productos y ha posibilitado el desarrollo de Internet.
En la Argentina, se conformó el Comité Argentino para la Celebración Internacional de la Luz (CAIL) con el espíritu lo más amplio posible. CAIL esencialmente coordina y difunde las actividades del IYL (“Año Internacional de la Luz” en ingles) en nuestro país, de modo que desde ya están absolutamente abiertos a coordinar cualquier actividad que se proponga, como así también a difundir las acciones que se desarrollen. En particular se invita a que los interesados en el tema envíen sus propuestas de charlas de divulgación para que las suba y difunda el CAIL a través de la pagina web www.2015luz.com.ar.
Dentro de ese mismo espíritu, desde la Regional AADL Centro -Córdoba- se ha propuesto difundir todas las actividades que se realicen en el país. Por ese motivo invitan a que se les envíen las actividades que en cualquier ámbito se vayan programando. Las mismas serán subidas a la siguiente página, que invitan visitar: www.iyl2015aadlrc.wordpress.com
Como ejemplo, tengo el agrado de informarles que la Comisión Directiva de A. Co. Bi. -Asociación de Colegios Bilingües- ha invitado a 120 alumnos de ocho colegios a participar de la jornada de exposición, debate y reflexión “María Emilia Paul de Greene”, que se realizará el día 2 de junio en el Washington School de la ciudad de Buenos Aires. El tema que se convoca en esta ocasión es “La luz” como participación en este año tan especial, para que los alumnos elegidos aumenten su interés por la misma y los fenómenos que se producen.
Como presidente de la AADL invito a los lectores a que se unan a este esfuerzo internacional y logremos iluminaciones más hermosas y eficientes, que es en definitiva el objetivo final de esta movida.

Ing. Luis Schmid
Presidente de AADL

Luminotecnia N 126

Notable aporte de la tecnología de iluminación a la sustentabilidad y la economía argentina. En defensa de las LFC

 

En la ciudad de Juiz de Fora, Estado de Minas Gerais, a 180 kilómetros de Río de Janeiro se realizó con éxito total, el pasado mes de diciembre, la Luxamérica 2014. Desde 1992, doce Luxamérica la precedieron, alternándose San Pablo, Buenos Aires, Valparaíso, Lima, Montevideo y Cartagena de Indias. Luxamérica es única; no hay ninguna otra reunión de ingeniería de iluminación que tenga este carácter regional, aunque cada vez atrae más interesados de otras regiones, incluida Europa. Hecha cada dos años para el intercambio de temas de iluminación entre expertos de diferentes países, con sus diferencias pero con un sello común que identifica una región y favorece el intercambio y la discusión.

Muchas vicisitudes tuvieron que sortearse para materializar este evento, y me constan los padecimientos de su coordinador, Elvo Calixto Burini, de la Universidad de San Pablo. Con la economía brasilera exhausta por los gastos de organizar el campeonato por la copa mundial de fútbol, que involucró desembolsos y aportes del sector privado, los sponsors de este tipo de evento, principalmente de la industria y el comercio de iluminación, se mostraron reacios a apoyar… ¡Otra cosa habría sido si el equipo local se hubiera alzado con la copa! Este inesperado, pero previsible, déficit financiero puso en riesgo de realización al congreso, originalmente pensado en la ciudad de Guarujá (estado de San Pablo), con hermosas playas. La situación pudo salvarse asociándose Luxaméricacon la feria internacional del automatismo, Induscon, apadrinada por la organización internacional IEEE, más el apoyo de la Universidad Federal de Juiz de Fora. Así, compartiendo gastos e infraestructura, el evento se realizó en plenitud.

He sido participante asiduo de Luxamérica y, pese a la baja concurrencia -unos 85 trabajos técnicos-, la de Juiz de Fora fue una de las mejores que viví por el nivel de los trabajos presentados y por el intercambio; calidad sobre cantidad. La delegación argentina, con casi veinte participantes, fue la más numerosa; muy cerca nuestro, la colombiana. Lo mejor de todo: la participación de jóvenes -deberíamos llamarlos “la generación led”- que, como a las lámparas clásicas, pronto nos reemplazarán, mostrando enfoques innovadores sobre los problemas de la iluminación. ¿Cómo será la luminotecnia del 2020? ¿cuándo ocurrirá el break point, el momento en que los ledes reemplazarán a las lámparas convencionales, cinco, diez años? ¿cómo reaccionará el mercado? ¿cuáles serán los parámetros que definirán calidad de productos en instalaciones? América se atreve a plantear sus problemas y propias soluciones…

Al cierre del evento, se proyectó un video con la presentación de la organización de la XIV Luxamérica, a realizarse en la ciudad de La Serena, Chile, en 2016, mientras que Ecuador quedó como firme candidato para albergar la XV Luxamérica, en 2018.  Dos párrafos voy a dedicar a estos países. Chile encara con seriedad una novedosa normalización sobre preservación de cielos nocturnos de la contaminación lumínica, pues alberga con orgullo a los más grandes observatorios astronómicos mundiales. Ecuador es un país emergente en cuanto a la atención del Estado hacia la problemática del alumbrado, habiendo avanzado en estos últimos años construyendo un laboratorio fotométrico, el primero de su tipo en el país, al punto que ya se anima a postularse como sede de Luxamérica. Por nada del mundo me pierdo ninguno de estos eventos, quiero saber qué es lo que acontece en nuestro bendito continente, antes que la generación led me reemplace.

Dr. Ing. Leonardo Assaf
Vicepresidente de AADL

 

Mas Vistos

Stats

eXTReMe Tracker