header-03

Luminotecnia N 144

Luminotecnia 144 | Noviembre/Diciembre 2018
Se termina el 2018, dejando al país en una situación económica complicada, en la que se mezclan los comentarios de quienes no están conformes con los que no quieren volver al pasado.

Personalmente, soy poco creyente respecto de la política y los políticos, no creo demasiado en su importancia. Entiendo que el sistema democrático y republicano es la manera más lógica de definir la política, pero mi conclusión es que ella es como el clima, en el que a veces llueve, a veces hay tormenta, a veces sale el sol, a veces hay sequías, a veces las noches son más largas y otras más cortas, y es fundamental saberse adaptar a las condiciones. No es lógico salir a cabalgar o a jugar al golf durante una tormenta ni andar bajo el sol intenso del verano sin la debida protección. Algo similar tenemos que hacer con nuestra situación política y económica.

Un amigo que gusta de navegar a vela me transmitió un concepto muy interesante que creo es aplicable a esta situación. Me dijo que cuando quiere ir con su velero de un lugar a otro, siempre lo consigue, cualquiera sea la dirección en que sople el viento. Por supuesto, si el viento le sopla de popa llegará más rápido, pero en definitiva todo se trata de saber dónde está él, adónde quiere ir y de donde sopla el viento; con esos datos toma la decisión fundamental: cómo poner las velas. Dice que no puede manejar el viento, pero sí puede colocar adecuadamente las velas, y de esa combinación sale el rumbo que va a tomar. Y entonces, en el país, esperemos que los vientos sean más favorables en el 2019, pero sobre todo pongamos atención en cómo colocamos las velas de nuestro barco.

Pasando a nuestro tema específico, el año 2018 fue muy bueno en lo que hace a nuestra tarea de divulgación. Tuvimos una excelente LUXAMERICA en Córdoba en el mes de noviembre, la reunión más importante del año. Pero antes se realizó una interesante actividad en el DLLyV de Tucumán y una mesa redonda coordinada por la AADL en el congreso de Gobierno y Servicios Públicos y una participación en Expo Estilo Casa. En una edición anterior informamos sobre la actividad de Tucumán y en esta edición pueden enterarse de lo sucedido en las otras tres. También participamos en los congresos técnicos organizados por EDITORES en CONEXPO NOA Tucumán y CONEXPO LITORAL Rosario. Y para el 2019 ya están en marcha las Jornadas Argentinas de Luminotecnia, que se realizarán en Paraná en el mes de junio.

En este número podrán ver atractivas notas sobre obras de iluminación, una sobre producto y tres sobre aplicaciones, además de enterarse de lo que ofrecen nuestros auspiciantes. Una buena manera de terminar el año y comenzar el nuevo.

Felices fiestas para todos.

Hugo Allegue
Presidente de AADL

Luminotecnia N 143

Encuentro fortuito con el pasado
La Comisión Directiva de la AADL Regional Buenos Aires acostumbra a realizar sus reuniones en una sala que gentilmente nos cede CADIEEL, ya que todavía no adoptamos el sistema de reuniones virtuales como hace la AADL a nivel nacional. Yendo a esas reuniones encontré, a la vuelta de la sede de la cámara, sobre la calle Suipacha, un restaurante que evoca el tango. En una pequeña vidriera muestra un bandoneón y algunas otras cosas alusivas que no recuerdo, pero algo que se muestra de manera destacada es una página de un diario del 25 de junio de 1935, que en la parte superior anuncia la muerte de Carlos Gardel. Indudablemente, la intención de quien decoró esa vidriera fue mostrar esa noticia, pero además de ver eso, a mí, como veterano dedicado a la luminotecnia, me llamó la atención un largo aviso publicitario en esa misma página, debajo de la noticia. Es de una empresa fabricante de lámparas eléctricas de origen europeo, la que no sé si existe todavía, ya que en estos tiempos de leds todo está cambiando vertiginosamente, pero no hace mucho todavía se la nombraba. Lo que quiero destacar es el contenido de ese aviso. Dice: “¿Ha pensado usted lo que significa para el bolsillo y los ojos del pueblo esa invasión de lámparas baratas que nos mandan desde remotos países? Cualquier oculista le dirá que lo más malo para la vista es la luz amarillenta y oscilante; en cuanto al gasto, una demostración fotométrica le probará que, para dar la misma cantidad de luz que una Xxxx (aquí menciona la marca) de 40 vatios, una lámpara ‘barata’ necesita 54 vatios… Hay una reacción general contra esos malos productos; colabore Ud., y se beneficiará a sí mismo. Compre lámparas de calidad: las Xxxx rinden 100% de luz clara, suave y brillante!”. El aviso está ilustrado con dibujos de lámparas y termina con un epígrafe que dice “Lámparas de calidad. Xxxx. No compre vidrio, compre luz”.

Han pasado 83 años y varios párrafos nos resultan hoy discutibles, pero ciertos conceptos siguen siendo válidos y utilizados para la publicidad o la promoción de nuevos productos.

La mejor forma de verlos es leer este ejemplar de Luminotecnia. Hay notas muy interesantes sobre los efectos de la luz sobre la salud, sobre las preferencias de los usuarios en la iluminación de interiores, ideas para diseños de iluminación, descripciones de materiales e informaciones sobre actividades que podemos hacer para aprender. Les recomiendo leerla de punta a punta.

Hugo Allegue
Presidente de AADL

Luminotecnia N 142

AADL, en acción para “pasar el invierno”
La mitad del año nos encuentra con varios temas dando vueltas en los medios de comunicación masivos. El campeonato mundial de fútbol, una intensa ola de frío en la zona central del país, la despenalización del aborto y la disparada del dólar fueron noticia en forma a veces sucesiva, a veces simultánea.

Entre ellas, ocupó algún lugar muy pequeño el hecho de que ingresaron al país unas luminarias de alumbrado público que no cumplen con las normas IRAM-AADL ni con los requisitos de calidad que la AADL, con la colaboración ad honorem de varios profesionales argentinos, estableció para las que se utilizan en nuestro país. Esas especificaciones fueron redactadas a pedido del Ministerio de Energía y Minería, pero luego no fueron tenidas en cuenta. Esperamos una rectificación en esa acción, dado que la industria argentina está en condiciones de proveer luminarias y equipos auxiliares que cumplan con las normas, manteniendo a la vez ocupados a los trabajadores.

Al margen de eso, la vida sigue dentro de la AADL. En el marco del convenio con IRAM, firmado hace años por el Ing. Buhler y la Ing. Ciaburri, se está trabajando en un comité para establecer una norma sobre niveles de iluminancia en áreas de trabajo en exteriores, con la participación de Alejo Arce como representante de AADL. Para mostrar los adelantos de este trabajo, Alejo dio una charla en el salón de CADIEEL, cuyos interesados de todo el país pudieron seguir a través del sistema MID, el mismo que estamos utilizando para las reuniones de la AADL a nivel nacional, administrado desde Córdoba por el Ing. Alfredo Borda Bossana.

Sigue avanzando la organización de la Luxamérica en Córdoba, a cargo del Centro Regional Centro encabezado por el Ing. Rubén Sánchez, la que seguramente será un gran éxito.
Dentro de este ejemplar de Luminotecnia encontrarán un artículo técnico, varias noticias sobre productos, descripción de un par de obras y varias noticias, además de las publicidades, que constituyen noticias en sí mismos. Una que quiero destacar es la distinción del Senado de la Nación a la Dra. Elisa Colombo.

Alguna vez un ministro de Economía de la Nación dijo una frase que terminó siendo célebre: “Hay que pasar el invierno”. Para ayudarlos a pasar este invierno de 2018 de manera amena y enterándose de lo que pasa con la iluminación en Argentina, aquí les presentamos este ejemplar de Luminotecnia. Espero que lo disfruten.

Hugo Allegue
Presidente de AADL

Luminotecnia N 141

Empezamos un año que promete muchas actividades
Empezamos un año que promete mucha actividad para la luminotecnia argentina, marcando continuidad con las excelentes jornadas realizadas a fines del año pasado en San Rafael.

En mayo, tendremos el Museo de la Luz, en la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad Nacional de Tucumán, una interesante e innovadora propuesta con exposición, charlas, juegos y un concurso, entre otras actividades; en noviembre, la Luxamérica, que se realizará en Córdoba, donde, como suele ocurrir en este congreso, participarán los principales expertos de la región y seguramente algún europeo. A eso que habrá que agregarle diferentes actividades y cursos que organizarán los centros regionales y sus socios en forma privada, como el curso a distancia que coordina Fernando Deco. Actividad intensa y de alto nivel.

Eso nos lleva a pensar que, en lo académico, en nuestra tarea de difundir el buen uso de la luz, tendremos un buen año.
Donde las cosas no parecen marchar tan bien es en el ámbito comercial. En los dos años anteriores, la AADL, junto con CADIEEL y el IRAM, establecieron normas de diseño para las luminarias en general, procurando garantizar niveles de calidad, eficiencia, seguridad y facilidad del mantenimiento para todas las unidades que se comercializarían en Argentina, especialmente las de tecnología led. Sin embargo, notamos que hay en el mercado luminarias que no cumplen con las normas que se han establecido con el consenso de fabricantes, comerciantes y usuarios de nuestro país. Entiendo que si los principales expertos del país establecieron dichas normas, cualquier producto que se comercialice en Argentina debería cumplir con ellas, cualquiera sea su origen. Es un tema en el que tendremos que trabajar bastante.

Por otra parte, vemos que hay mucho entusiasmo en los municipios por aplicar la tecnología led en el alumbrado público, lo que se ve empujado por el constante incremento en la eficiencia. Y para terminar este editorial, algo que no tiene nada que ver con la luminotecnia: espero, como millones de argentinos, que en julio recibamos todos una alegría desde Rusia. Mientras tanto, disfrutemos de esta edición de Luminotecnia.

Hugo Allegue
Presidente de AADL

Luminotecnia N 140

Ecos mendocinos de las jornadas Luz 2017 en San RafaelIntentaré transmitirles las placenteras vivencias que experimentamos los que participamos de las XIII Jornadas Argentinas de Luminotecnia realizadas en el centro Los Reyunos, cerca de la ciudad de San Rafael, provincia de Mendoza. Estas reuniones técnicas que se realizan en diferentes puntos del país desde hace 50 años fueron organizadas por el Centro Regional Mendoza de la AADL y la Facultad Regional San Rafael de la Universidad Tecnológica Nacional. Para quienes no lo sepan, las primeras jornadas se realizaron en Tucumán en 1964 y las segundas, en Córdoba en 1966, oportunidad para que se fundara la Asociación Argentina de Luminotecnia, AADL. A partir del año 2006 empiezan a llamarse en forma abreviada “Luz”.

A pesar de su carácter nacional, las tradicionales Jornadas Argentinas han ganado —a lo largo de los años— un renombre que excedió nuestras fronteras; de manera creciente se reciben trabajos de una diversidad de países de la región y hasta de Europa. Algunos no dudan en asistir en forma personal, atravesando fronteras, como en este caso, desde Chile y Brasil. Sin proponérselo, de una manera natural, las jornadas nacionales Luz se han ido haciendo internacionales, iluminando el conocimiento y difusión de la luminotecnia por todos lados y rebasando nuestras fronteras, los últimos eventos declaran el español, portugués e inglés como idiomas oficiales para los trabajos que se presenten. No son frecuentes en la región los encuentros técnico-científicos de esta naturaleza y el renombre de 50 años de jornadas es gravitante para quienes quieren mantenerse actualizados, discutir sus propias experiencias o anticiparse a las tendencias.

El lema “Iluminando para el desarrollo sostenible” planteó los ejes temáticos de las Jornadas de Los Reyunos y los trabajos discutidos —muy buenos todos, algunos excelentes— abarcaron desde la eficiencia energética, los múltiples aspectos de la implementación de tecnología led hasta las preferencias de los usuarios, la eficiencia visual y el aprovechamiento de la luz natural; también las consideraciones para la conservación de cielos libres de polución de luz, para que las estrellas y el cielo nocturno puedan ser nuevamente apreciados. La abrumadora participación de jóvenes fue motivo de asombro, al menos para mí: el recambio generacional, tan importante para cualquier organización, está asegurado.

Además de los logro técnicos, otros aspectos de estas jornadas le dieron un brillo especial y justifican la expresión de “placenteras vivencias” que utilicé al comienzo de este texto. Me refiero a la tradicional cordialidad mendocina y a su paisaje de sol y vino. Los Reyunos es un complejo de edificios e instalaciones construidas para la ejecución de un conjunto de tres presas de embalse en el cañón del río Diamante, las cuales representan una importante generación hidroeléctrica, casi 250 megawatts. Las instalaciones, hoy transferidas a la UTN Regional San Rafael, fueron convertidas en un Centro de desarrollo Tecnológico, con laboratorios, aulas y auditorios muy bien equipados, además de un observatorio astronómico, viviendas para alojamiento y comedor. En ese increíble marco se realizaron las jornadas: un paisaje imponente domina ese espacio; majestuosos cerros que desangran su nieve con el sol mendocino y se hunden en los espejos de aguas azules de los embalses. El cielo nocturno es impoluto y el observatorio astronómico de Los Reyunos es, para el visitante del lugar, una experiencia ineludible. Todo es una sola cosa y se relaciona. El sol derrite las nieves que alimenta los ríos; el hombre embalsa el agua y riega los viñedos para que las uvas maduren. También produce energía para la iluminación. La naturaleza en Mendoza es un prodigio; pero solo el conocimiento profundo de la técnica puede hacer estos prodigios rindan sus debidos frutos, tanto en el vino como en la preservación del cielo nocturno. Disfruten de Luminotecnia.

Dr. Ing. Leonardo Assaf
Vicepresidente de AADL

Luminotecnia N 139

AADL reafirma sus objetivos
La Asociación Argentina de Luminotecnia (AADL) cuenta con un nuevo presidente: Rubén Sánchez, de la regional Centro. Luminotecnia aprovechó la ocasión para entrevistarlo, el lector encontrará la nota en las páginas de esta edición. Entre otras cosas, las palabras del ingeniero se abocaron a hacer un repaso por el devenir de la luminotecnia en el mundo, y la acción de la AADL en ese marco.

A partir de la fabricación masiva de los leds blancos para iluminación, se produjo en el mundo de la luminotecnia un cambio contundente. En la actualidad, por ejemplo, el mercado vial migra hacia los sistemas con leds, y en el futuro, quizá a otros como los ‘les’ (por sus siglas en inglés, light emitting surface, ‘superficie emisora de luz’) que duplican la eficiencia y cuadruplican la vida útil de los leds.

Los profesionales del área comprenden que protagonizan el inicio de un gran y nuevo mercado de iluminación impulsado, no solo por el desarrollo tecnológico, sino también por el interés comercial, razón por la cual es primordial contar con el conocimiento necesario a fin de establecer cuál es la mejor solución frente a las diversas alternativas y ofertas.

En este marco, la luminotecnia argentina está muy bien desarrollada y dispuesta a asumir los desafíos que aparejan las nuevas tecnologías. La industria nacional posee un alto grado de desarrollo, comparada con los grandes centros productivos mundiales, y el comercio, tanto minorista como mayorista, acompaña el desarrollo nacional.

La AADL es testigo de ello ya que está integrada por diseñadores de iluminación, proyectistas, fabricantes, comerciantes, científicos y usuarios, en distintas escalas.

Por otra parte, la avidez de los usuarios potenciales por incorporar las novedades ha provocado la aparición de nuevos actores en el medio, quienes, por ejemplo, confunden lux con lumen, watt con volt o pregonan que la luz fría no produce calor.

Todo esto indica que la AADL tiene por delante mucho trabajo y, gracias a la calidad de profesionales e investigadores que la conforman, distribuidos en las diferentes regionales de todo el país, se puede afirmar que tiene un futuro promisorio. La entidad enarbola más que nunca los objetivos de siempre: divulgar y mantener actualizado el conocimiento y actividades relacionadas con la luz, procurando el buen uso de los recursos energéticos.

La revista Luminotecnia es un medio de comunicación que permite conocer el estado de situación de la luminotecnia en e mundo pero, sobre todo, en Argentina, conformada con avisos publicitarios y notas preparados por los diversos actores ya mencionados. Invitamos al lector a descubrirla.

Luminotecnia N 138

Luz argentina para el mundo
Conversando tiempo atrás con el lamentablemente fallecido Claudio Guzmán, surgió el interrogante sobre si era necesario que existiera en Argentina una asociación de luminotecnia. Luego de varios divagues, llegamos a la conclusión de que, si en ese momento no hubiese existido, sería tiempo de crearla. Es que en la iluminación intervienen muchas cosas. La electricidad, en la actualidad la forma técnica de generar luz artificial; la física cuántica, con el desarrollo de fuentes como el led; la óptica, como manera de controlarla y dirigirla hacia donde la necesitamos; la química y la mecánica, para la construcción del equipamiento; la arquitectura y el diseño, por la distribución armónica de la luz con el entorno; la anatomía, por vincularse con el funcionamiento del ojo humano y el ciclo circadiano; la psicología, por analizar las emociones y sensaciones que la luz nos produce. Profesionales vinculados a cualquiera de esas artes y ciencias se han relacionado con la AADL, a veces por tiempos prolongados, a veces en forma esporádica para tratar algún tema en particular.

Sabemos que ella es reconocida en la región por la calidad de sus investigadores, docentes y diseñadores, lo que se percibe sobre todo con nuestra participación en las Luxamérica. Ahora hay un plan propuesto por CADIEEL para fomentar la industria argentina a través de las compras del Estado, que incluye algunas medidas para el fomento de la fabricación local de luminarias. Sería muy interesante que eso se cumpla y permita que, además de la gestión de los profesionales, Argentina sea reconocida como una potencia en el diseño y fabricación de productos de iluminación. Quizás sueño demasiado, pero me imagino una empresa argentina ganando la licitación para renovar la iluminación de un importante teatro en Londres, otra ganando el alumbrado público de una autopista en Shangai y una tercera, un monumento en Dubai.

Por otra parte, tenemos dos actividades para este año: el congreso de la BIEL, en septiembre, y las Jornadas de Luminotecnia, en Mendoza, en noviembre. Serán buenos momentos para encontrarnos con los colegas, escuchar sobre sus trabajos y compartir un café. Mientras esperamos esos momentos, los invito a leer este ejemplar de Luminotecnia.

Hugo Allegue
Coordinador editorial

Luminotecnia N 137

Valorar los esfuerzos personales
Como presidente nacional de la Asociación Argentina de Luminotecnia, tengo la oportunidad de apreciar los diferentes servicios que se brindan a lo largo y a lo ancho del país. Por ejemplo, me cuentan de las mediciones, desarrollos e investigaciones que se realizan en los diferentes laboratorios como el INTI; la UNT, de Tucumán; Lenor, en Buenos Aires; el CIC, en La Plata; Shitshuke, en Luján. Por otro lado, tengo el placer de estar en contacto con la mayoría de las veintiocho fábricas que producen luminarias o equipamientos aptos para funcionar con leds, con niveles de calidad que pueden competir contra muchos productos importados. También participo, con menos frecuencia de lo que quisiera, de las exposiciones, jornadas, conferencias y cursos que organizan los diferentes Centros Regionales de la AADL.

Mucho más errática es mi relación con varios de los que desarrollan programas de cálculo de niveles de iluminancia, u organizan cursos sobre temas de la luz, o escriben notas de difusión de nuevas tecnologías. Uno de los socios que es la excepción de esto es el Mag. Ing. Fernando Deco, de Funes (provincia de Santa Fe), ya que tiene la gentileza de remitir a un grupo grande de socios un boletín que informa sobre sus novedades y sobre lo que sucede en el mundo de la luz. Es así que he recibido el Newsletter de Luminotecnia n° 65, que detalla nuevos desarrollos en el control del tráfico. Esta edición, como todas las que Fernando siga publicando, se pueden recibir sin costo y sin compromiso, solo hay que suscribirse. Las 420 novedades que Fernando ha publicado a lo largo de los años se pueden ver en el blog que ha mantenido a disposición, actitud que valoro enormemente: www.luminotecniatotal.blogspot.com.ar.

Creo que uno de los temas curiosos, para los que estamos muy lejos de los grandes desarrollos de la luz, es el que analiza desde varios aspectos la conveniencia de utilizar luz fría de alrededor de cinco mil grados kelvin u optar por las luces de tono cálido de tres mil grados kelvin. Los invito a estudiarlo.

También los invito a disfrutar de esta edición de Luminotecnia n° 137, y tomarse el trabajo de hacernos llegar sus sugerencias de mejora.

Ing. Luis Schmid
Technical Journalist

Luminotecnia N 136

Imperdible Luxamérica en La Serena, Chile
Bajo el lema “Iluminación sustentable para América”, se realizó el XIII Congreso Panamericano de Ingeniería en Iluminación, la más importante reunión sobre iluminación en Latinoamérica, el pasado mes de noviembre en La Serena, Chile. La Luxamérica, como se lo conoce, es un congreso bianual, que se realiza en diferentes países; los últimos, Cartagena de Indias (Colombia, 2012) y Juiz de Fora (Mina Gerais, Brasil, 2014). En este caso, estuvo organizado por la Fundación Chilena de Luminotecnia y auspiciado por la Universidad de La Serena y la Oficina de Protección de la Calidad del Cielo del Norte de Chile (OPCC). Allí tuvimos oportunidad de asistir, integrando la participación argentina que, como en otras ediciones, suele ser numerosa y muy activa, aportando seminarios de diseño y trabajos de investigación y debate.

Cerca de ochenta trabajos científicos y tecnológicos, que describen el estado del arte, o sea, las más modernas tendencias en iluminación, se discutieron en Luxamérica; desde diseño de interiores y exteriores, percepción visual de espacios hasta nuevas tecnologías. Entre los invitados especiales, el congreso contó con la presencia de Wout Van Bommel, quien dictó una imperdible charla a la cual quiero referirme.

Para quien no lo sepa, Van Bommel es una de las más destacadas personalidades de la tecnología de iluminación de los últimos cincuenta años. Trabajó en las más altas posiciones técnicas de Philips en Eindoven (Holanda) durante 35 años y fue presidente de la Comisión Internacional de Alumbrado, CIE, de 2003 a 2007. El libro Road Lighting, de su autoría, un clásico en la literatura del alumbrado público, impuso en todo el mundo la denominada “técnica de luminancia” para el diseño de instalaciones. Hoy “semirretirado”, como se jacta risueñamente, pues goza de un muy buen ánimo, desdeña todo trabajo, salvo participar en grandes proyectos de iluminación encargados por la NASA, Airbus Industries, la Unión Europea, u otros clientes de esa laya y “enseñar a los jóvenes”, como remarca con convicción. En esta oportunidad, se refirió a la percepción del espacio iluminado e iluminación de estado sólido, una combinación de tecnología led con sistemas inteligentes de control, cuya explosiva masificación, a un ritmo de cincuenta por ciento por año, es —según Van Bommel— una realidad insoslayable que hay que tener en cuenta. La satisfacción de escucharlo radica en que él logra la difícil combinación de conocimiento, actualidad e innovación con sabiduría y generosidad de aquel hombre viejo que, habiendo llegado a lo máximo, está a la vuelta de todo.

El tema de la contaminación lumínica del cielo no pudo estar ausente, siendo el alumbrado artificial uno de los principales contaminantes. En La Serena, se encuentran los más importantes observatorios mundiales del espacio, entre otros, el del cerro Tololo, motivo por el cual Luxamérica contó con apoyo de AURA, la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía, un consorcio de instituciones que opera un conjunto de observatorios astronómicos de clase mundial. Un problema inesperado: la extensión de la iluminación con leds ha sembrado alarma en la observación astronómica mundial dado que coincide la composición espectral de estos con la de la radiación estelar, algo que no ocurría con la iluminación con lámparas de sodio de alta presión. ¿Qué hacer? Los técnicos arreglarán ese problema seguramente; las estrellas estarán cada vez más cerca nuestro y la luz del led se extenderá por toda la tierra; la aventura del hombre continúa.

Mientras ello ocurre, tratemos de aprovechar las ventajas de estar actualizado y a la vanguardia. La revista Luminotecnia los ayudará en esa tarea, tal como lo viene haciendo desde hace medio siglo.

Dr. Ing. Leonardo Assaf
Vicepresidente AADL

Luminotecnia N 135

Aprender a ver lo bueno
Los servicios de noticias nos tienen acostumbrados a las malas novedades: conflictos, crímenes, terribles desastres meteorológicos, guerras, atentados y similares son el contenido principal. Tan impregnados estamos en ese baño de malas nuevas que casi no le damos la importancia que se merecen las buenas nuevas y los logros.

”Esto sucede en nuestra vida cotidiana y también sucede en nuestra relación con la AADL, en que las buenas realizaciones se nos pasan como desapercibidas”. Y hasta aquí me estuve aprovechando de la poca memoria de los lectores o al desconocimiento de los nuevos socios, ya que esta introducción la utilicé para el editorial de la revista Luminotecnia nº 104 publicada a fines del año 2010.

Y me he tomado el atrevimiento de repetirme obedeciendo las recomendaciones de un maestro del espectáculo. Los argentinos que nacimos en el siglo pasado hemos tenido la oportunidad de disfrutar de las charlas divertidas de un cómico serio, Juan Verdaguer era su nombre y él enseñaba que no era necesario saber muchos chistes sino que bastaba con cambiar de auditorios.

Hoy tienen ustedes, queridos lectores, la oportunidad de disfrutar de esta edición 135 a fines del 2016, lo que indica que hemos mantenido la regularidad de publicar cinco revistas por año, un verdadero logro del equipo editorial. ¡Felicitaciones y muchas gracias!

Algunos centros regionales de la AADL mantienen constante sus actividades docentes como Rosario y sus cursos a distancia repetidos desde hace varios años; o Mendoza, Tucumán y Córdoba y sus jornadas de la Luz de este año con excelente participación de profesionales.

Finalmente, destaco el festejo del 21 de octubre, en las instalaciones del Centro Metropolitano de Diseño, en que se realizó la jornada Iluminación y Diseño, en el marco de los festejos de la Asociación Argentina de Luminotecnia –AADL– por su 50° aniversario. Y como acto final de los 50 años hubo una excelente participación de la cena con espectáculo de tango en Cátulo.

Termino con un deseo de muy felices fiestas para todos los socios de la AADL, para todos los que nos leen y apoyan, y que sigamos trabajando para otros 50 años de buena luz.

Luis Schmid
Presidente AADL

Mas Vistos

Stats

eXTReMe Tracker